Coches quemados y vías cortadas en una violenta protesta cerca de Grenoble

20/10/2015 (18:31)

París, 20 oct.- Una comunidad de nómadas de la localidad de Moirans, a una quincena de kilómetros al noroeste de Grenoble, protagonizó esta tarde una violenta protesta con coches incendiados, instalaciones públicas saqueadas y vías de comunicación cortadas al tráfico.

La prefectura (delegación del Gobierno) del departamento de Isère explicó en un comunicado a las 18.30 locales (16.30 GMT) que la carretera 1085 fue bloqueada por una treintena de personas que quemaron maderas y amontonaron coches previamente incendiados, y precisó que en ese momento no había heridos.

La línea ferroviaria entre Grenoble y Lyon tuvo que ser cortada, la estación de Moirans fue saqueada y hubo cuantiosos desperfectos.

La prefectura indicó que cinco pelotones de gendarmes (un total de 80 agentes) se encontraban en ese lugar, adonde se habían enviado refuerzos suplementarios.

También acudieron cinco furgones de policías procedentes de Lyon a la prisión de Aiton, donde se había constatado un conato de motín relacionado con los disturbios en Moirans.

Según la delegación del Gobierno, los manifestantes reclaman la liberación de dos presos para poder asistir mañana a las exequias de un familiar, que falleció en la noche del viernes al sábado cuando se salió de la carretera el coche robado en el que circulaba con otros jóvenes.

Uno de los hermanos del fallecido que también viajaba en el vehículo robado está internado en la cárcel de Aiton, y su demanda de liberación temporal fue rechazada esta tarde.

El alcalde de Moirans, Gérard Simonet, consideró que han ocurrido "cosas muy graves que superan el entendimiento", se quejó de la tardanza con la que llegaron las fuerzas del orden y calificó de "anormales" los incidentes, en declaraciones al canal de televisión "BFM TV".

El prefecto, Jean-Paul Bonnetain, consideró "insoportable" el "chantaje" de los autores de las algaradas, al tiempo que advirtió de que actuaría con "la mayor firmeza".

En la misma línea, el primer ministro, Manuel Valls, en su cuenta de Twitter consideró que "frente a las violencias inadmisibles cometidas en Moirans, una única respuesta: la firmeza y el restablecimiento del orden republicano". EFE