‘Salud Ambiental en la Escuela", un proyecto para transformar el planeta

16/07/2015 (12:42)

Isabel M. Pita

Madrid, 16 jul.- Enseñar a los más pequeños los hábitos de los mayores que perjudican al medio ambiente y a su salud, y cómo una cadena de pequeños cambios en nuestra actitud cotidiana están destinados a transformar nuestro planeta, es el objetivo de la Fundación ‘Vivo Sano’, explica su director, Alfredo Suárez.

"Salud Ambiental en la Escuela. Por una vida más sana" es el programa de la Fundación ‘Vivo Sano’, destinado a los alumnos de primaria, orientado a llamar la atención de los más pequeños y a mostrarles sencillas alternativas más adecuadas, para hacer de su paso por el mundo un camino más saludable.

El director de la Fundación Vivo Sano, Alfredo Suárez, habló con EFEverde para explicar cuáles son los objetivos de la organización y de qué forma llevan a cabo su trabajo. "Vivo Sano comenzó en el año 2010, con el objetivo de ayudar a que más personas puedan vivir más felices, más sanas durante más tiempo, en lugares sanos y en organizaciones eficientes", dijo Suárez.

‘Vivo Sano’ tiene la intención de crear una sociedad más saludable donde las personas se encuentren bien en todos las áreas principales de su vida y favoreciendo la empatía con el medio ambiente.

Según Suárez, "para lograr que las personas sean más sanas lo que hacemos es proporcionar la formación y la información más plural, inteligible y práctica, para que cada una de ellas pueda responsabilizarse de su salud y pueda ir haciendo pequeños cambios en su vida que, sumados, puedan ser cambios importantes para el medio ambiente".

En el trabajo con los niños, que este primer año se ha puesto en práctica en 20 centros escolares y que ya cuenta con la adhesión de 80 para el próximo curso entre varias comunidades, Suárez indicó que "a través de juegos y charlas, los niños aprenden a identificar dónde se encuentran los peligros de las intoxicaciones, así como de los gérmenes en el mal uso de determinados productos".

Suárez subrayó que "la Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que cuatro de las enfermedades más extendidas en el mundo tienen que ver con problemas ambientales y que unos tres millones de niños menores de 5 años fallecen por culpa de estas enfermedades que dependen del entorno".

"Lo más importante es que una gran parte de estas enfermedades serían evitables con mejores hábitos de vida y en entornos saludables. Es ahí donde nosotros queremos incidir, porque pensamos que modificando nuestras conductas y los lugares donde desarrollamos nuestra vida podríamos prevenir una gran cantidad de problemas", concluyó Suárez. EFE

Lo más visto en Intereconomía