Macrogimnasios "lowcost", una fórmula española que aterriza en Portugal

20/02/2015 (14:47)

Paula Fernández

Lisboa, 20 feb.- Convertir un antiguo complejo deportivo municipal en un amplio centro con instalaciones modernas y precios asequibles. Es la fórmula que algunas cadenas de gimnasios españolas están llevando a Portugal, el destino elegido para iniciar su expansión internacional.

Hasta ahora, ya hay un gimnasio que ha abierto sus puertas y el otro lo hará en la próximas semanas, ambos de dos cadenas diferentes que con su modelo de negocio pretenden mejorar los hábitos deportivos de los portugueses.

En Portugal la cultura del ejercicio está menos extendida que en España: sólo el 8 % de la población realiza alguna actividad física de forma regular, frente al 15 % de los españoles, según reveló el Eurobarómetro del deporte de 2014.

"Esperamos que este porcentaje crezca a medio y largo plazo, siguiendo la tendencia europea actual", explicó en declaraciones a Efe el director general de Ingesport, Jaime Gutiérrez.

Los datos parecen avalar esta previsión. Tras la caída registrada durante los peores años de la crisis, los portugueses vuelven a apuntarse a los gimnasios, que vieron crecer el número de inscritos un 24 % en 2013 respecto a un año antes, según datos de la Asociación de Gimnasios y Academias de Portugal (AGAP).

El grupo Ingesport ha aterrizado en Lisboa para aprovechar los sistemas de gestión público-privada con los que la administración lusa quiere recuperar infraestructuras deportivas que ya no se utilizan.

Para ello ha devuelto la vida a la que fue la primera piscina olímpica de Portugal, situada en el barrio lisboeta de Olivais, que llevaba dos décadas cerrada.

Gutiérrez considera que "el ciudadano portugués está acostumbrado a pagar más por un servicio de peor calidad o inferior" y a disponer de una oferta limitada, por lo que este modelo permitirá acercar a Portugal "a las características del mercado español, británico o escandinavo".

También se enmarca en la tendencia "lowcost" el centro Supera que abrirá sus puertas a principios de marzo en Lisboa, tras remodelar la piscina municipal de Areeiro.

"El proyecto de Lisboa viene de muy lejos", dijo a Efe la directora de Supera Areeiro, Rosália Matias, quien explicó que querían emprender en Portugal porque está desarrollando ahora el modelo de colaboración público-privada.

Aunque la práctica del deporte sea menor en Portugal que en España, Matias matizó que los datos son "notablemente más elevados" en Lisboa, por lo que son equiparables a los de otras ciudades españolas.

"Esta es nuestra primera experiencia en Portugal y estamos muy ilusionados. Queremos conocer en profundidad este mercado y no nos cerramos a otras oportunidades que puedan surgir", señaló.

Tampoco descarta nuevas aperturas en Portugal Ingesport, que ya prepara su segundo centro en Lisboa, en la antigua piscina de Campo Grande.

"La gran acogida que ha tenido nuestro producto por parte de los ciudadanos portugueses, y nuestra empresa por parte de la administración, hacen de Portugal un país donde invertir y expandir nuestra marca", celebró Gutiérrez.

El director general de Ingesport desveló que el grupo tiene localizados varios terrenos en territorio luso, tanto en Lisboa como en otras grandes ciudades, hacia las que van a dirigir sus "esfuerzos" de expansión internacional en los próximos años. EFE

Lo más visto en Intereconomía