Salud de testigo retrasa juicio por masacre en embajada España en Guatemala

29/12/2014 (22:19)

Guatemala, 29 dic.- El estado de salud del último testigo de la defensa obligó a suspender hoy una nueva audiencia del juicio en contra del ex jefe policial Pedro García Arredondo por la muerte de 37 personas quemadas en 1980 en la embajada de España en Guatemala.

El tribunal a cargo del debate oral citó a las partes para una nueva audiencia mañana, después de que este lunes no se presentara Gilberto Sajché Sosa, un experto que realizó un peritaje en el lugar de la tragedia, pero que recientemente sufrió un derrame cerebral.

Sajché Sosa supuestamente no se encuentra en condiciones de poder declarar a causa del deterioro de su salud y lo avanzado de su edad.

El perito tiene que presentarse el martes en el debate oral, que se celebra en la capital del país centroamericano, para ser evaluado por el Tribunal Primero B de Mayor Riesgo del Organismo Judicial (OJ) guatemalteco.

La masacre se registró cuando las fuerzas de seguridad del régimen militar del general y presidente en aquel momento, Fernando Romeo Lucas García (1924-2006), asaltaron la embajada española, después de que fuera ocupada por campesinos guatemaltecos.

En el asalto murieron quemadas 37 personas, entre ellas el cónsul español Jaime Ruiz del Árbol y sus compatriotas y empleados de la delegación Luis Felipe Sanz y María Teresa Vázquez.

También fallecieron Vicente Menchú y Francisco Tum, padre y primo, respectivamente, de la premio Nobel de la Paz de 1992, Rigoberta Menchú, quien fue la primera testigo de la Fiscalía en contra del ex jefe policial y quien además es querellante en el caso.

La suspensión de la audiencia retrasará la definición del juicio hasta 2015, pese a que la parte acusadora tenía confianza de escuchar un veredicto en el presente año.

"No termina este año como habíamos previsto, pero respetamos el debido proceso", le dijo a Efe el representante de la Fundación Rigoberta Menchú Tum, Wielman Cifuentes.

El juicio inició el 1 de octubre pasado y después de la declaración del último testigo se dará paso a las conclusiones, de acuerdo a la parte acusadora.

García Arredondo, de 69 años, dirigía un comando de la extinta Policía Nacional (PN) y, según las investigaciones del Ministerio Público (MP), fue quien dio la orden de incendiar la embajada española, que había sido ocupada por un grupo de campesinos que denunciaba la represión militar.

El ex funcionario fue condenado en 2012 a 70 años de cárcel por otro delito. EFE

Lo más visto en Intereconomía